Skip to Main Content
English | Español
A A A

Una manzana (sana) al día

El esmalte o superficie dental dura protege los dientes de manera muy parecida a cómo la piel de una manzana protege el fruto que está dentro. Este experimento de Star Smilez muestra lo que les puede pasar a los dientes cuando se forma una caries y permite que entren las bacterias.

Necesita:

  • 2 manzanas
  • 2 bolsas de papel
  • Un lápiz afilado
  • Un cuchillo

Instrucciones:

Con el lápiz, haga un agujero en una de las manzanas. Esto representa una grieta en el esmalte de un diente.

Ponga las manzanas, tanto la agujereada como la de control, en dos bolsas de papel separadas y déjelas ahí al menos 24 horas.

Después de dejarlas en las bolsas durante al menos 24 horas, sáquelas y use el cuchillo para partir ambas por la mitad. La manzana de control debe verse normal, mientras que la agujereada habrá empezado a pudrirse.

Lecciones aprendidas:

Igual que la piel de una manzana, el esmalte es una barrera importante para que las bacterias no entren a los dientes. Si esa barrera se rompe, como cuando hay una caries, se abre la puerta a las bacterias que entran y causan putrefacción. Por eso es tan importante cepillarse los dientes dos veces al día con crema dental fluorada para quitar los gérmenes y fortalecer el esmalte.