Skip to Main Content
English | Español
A A A

Construyendo Dientes Sanos y Huevo-excelentes

Las bebidas azucaradas como la soda pueden ser tentadoras, pero también agresivas con la capa exterior de los dientes (esmalte). Esta demostración enseña lo que bebidas azucaradas y ácidas pueden hacer a los dientes, así como la capacidad protectora del flúor en la crema dental o en el enjuague bucal. 

Necesita:

  • 2 huevos frescos (¡asegúrese de que no están rotos!)
  • 1 lata de una bebida de cola
  • Enjuague bucal con flúor (puede encontrarlo en el pasillo dental de las tiendas)
  • Vinagre blanco
  • 4 contenedores de plástico claro, pequeños (suficientemente grandes para guardar un huevo)

Instrucciones:

Ponga los huevos en dos de los contenedores de plástico. Llene un contenedor con bebida de cola y el otro con enjuague bucal fluorado. Deje los huevos en remojo en estos líquidos durante la noche.

Saque los huevos de los líquidos y póngalos en los contenedores restantes. Llene ambos contendores de vinagre blanco y observe sus reacciones. El huevo del contenedor con cola se cubrirá de burbujitas, mientras que en el huevo del contenedor con flúor no debe hacer reacción.

Lección Aprendida:

Los ácidos en la bebida de cola han debilitado la cáscara del huevo, haciéndola más vulnerable al ácido del vinagre. Las burbujas en la cáscara del huevo las provoca aire que escapa del huevo a través de una cáscara más fina, más débil.  

El ácido del vinagre no tiene ningún efecto sobre el huevo que ha sido remojado en enjuague bucal fluorado porque el flúor ha fortalecido la cáscara de la misma forma que fortalece los dientes. Por eso es tan importante que niños (¡y padres!) se cepillen los dientes dos veces al día con crema dental fluorada y beban agua corriente con flúor.